14.3.05

VI

Entre errar el tiro de la victoria y no poder intentarlo cabe igual distancia que entre la frustración y el tormento.